Odiando al Dr.Atowsky

Odiando al Dr.Atowsky

Cada vez que,  el matrimonio Atowsky cenaba en "El cisne negro", Rogelio Mansilla, el mozo, escupía minuciosamente los manjares del marido. Al hacerlo sentía cierto remordimiento ya que se consideraba a sí mismo un hombre justo y el Dr.Atowsky lo trataba siempre con la mayor deferencia.
Pero Mansilla estaba enamorado de la esposa del Doctor, María, y enfermo de celos. No podía soportar los gestos posesivos de aquel hombre y le parecía advertir que María detestaba sus demostraciones de afecto. A veces, espiaba desde la cocina y notaba que ella nunca salía del fastidio, jamás sonreía y casi no hablaba. El mozo imaginaba que aquellos silencios hostiles encubrían fantasías ardientes con otros hombres, incluso llegaba a imaginar que ella pensaba en él. Pero María nunca le había dado el menor indicio de interés.
Con el tiempo, Mansilla fue construyendo la idea de acercarse a ella de un modo directo y frontal. Calculaba que lo mejor era acecharla en la calle, tal vez en las horas de niebla y luego enfrentarla con palabras eficaces. Pero sentía terror ante la posibilidad del rechazo. Ella era capaz de humillarlo e incluso contárselo a su marido.

Una noche se atrevió a consultar al viejo Ferreira. Como siempre tomó infinitas precauciones para no revelar el nombre de la mujer que lo enloquecía. Ferreira era un viejo empleado del restaurante y era conocido por todos como "el alquimista".

- Mire Ferreira, esta mujer es casada y yo creo que si no fuera por el marido, me hablaría y me daría una oportunidad. Vea, un día de estos me emborracho y le digo todo lo que siento.
-No lo haga,- dijo el alquimista-, las palabras no lo van a ayudar. Espere alguna señal.
-Ella jamás dice nada.
-Si no dice nada es porque usted no le interesa. Paciencia Mansilla, no pierda tiempo y búsquese a otra que sí le diga algo.
-No me interesa ninguna otra, yo tengo la paciencia de los pobres, la voy a esperar...

Dos semanas después estuvo a punto de declarar su amor a María cuando se la cruzó en el estrecho pasillo que conduce a los baños.

Mientras ella se acercaba, Mansilla tuvo cuatro pasos de tiempo para diseñar su discurso.."ud. no me conoce"...no,no...después de todo ella lo conocía perfectamente. Entonces pensó.."debo decirle algo", pero le pareció prudente una salvedad" "Pensará que soy un atrevido, pero"...En ese momento se llevó por delante a María.Recibió al mismo tiempo un empellón que denotaba repugnancia y la invasión brutal del perfume de la mujer soñada.

 Esa misma noche comprendió la miseria de sus modestas ofensas al Dr.Atowsky. De que servía escupirle el café?.Mansilla abandonó las travesuras propias de su profesión para pensar en un gesto decisivo.

Una madrugada, tal vez ante el recuerdo de una mísera propina, decidió asesinar al Dr.Atowsky. Le costaba odiarlo, pero era un obstáculo para su felicidad y el mozo era proclive a las embestidas ciegas.
La mente de Mansilla no registraba que María no lo aceptaría ni aunque matara a todos los hombres del mundo.
Una vez más consultó a Ferreira.
-Usted nunca asesinó al marido de una mujer que le gustaba?
-Yo he hecho casi todo, y lo que no hice, lo imaginé. En cualquiera de esos mundos pude haber matado a mucha gente. Y no hay mayor tentación para un asesino que el marido de una mujer hermosa.

A la mañana siguiente, Mansilla se decidió. Se levantó temprano, todavía era de noche y hacía frío. Tomó un puñal de acero, regalo de su amigo Steven, el lanzador de cuchillos, caminó diez cuadras y se instaló a pocos pasos de la entrada del hospital, detrás de un árbol. Sabía exactamente la hora en que el Dr. Atowsky llegaría...la calle estaba desierta..Mansilla esperó....se dijo a sí mismo...Sí, lo voy a hacer a mi manera...y esperó.

                                         --------ooo-------

 Paul Anka, recordado como adaptador de "My Way" (A mi manera), originalmente una canción francesa ("Comme d'habitude") cantada por Claude François,la entregó al genial Frank Sinatra quien la transformó en un clásico. Pero cerraremos este cuento con una versión muy original de este tema, una versión muy diferente a las que conocemos...tal vez...a la manera del mozo...Esta versión fue incluída en la serie "Better call Saul", de Netflix...y es a la manera..o a mi manera, según Mansilla.



|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar